Punto de reciclaje eléctrico

EL PUNTO ELÉCTRICO ¿QUÉ ES?

El 22 de febrero de 2015 entró en vigor el Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, para la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Aunque desde antes de esa fecha, la gran mayoría de ciudadanos ya éramos conscientes de que este tipo de residuos deben de tener un tratamiento especial, puesto que de no hacerlo conlleva importantes secuelas a nuestro medio ambiente y nuestra propia salud, sin retroceso, esta fecha marcó un antes y un después para esta recogida selectiva, desde ese momento es mucho más prescriptivo y necesario; la propia ley lo recoge como precepto y deber de todos y cada uno de nosotros.

Reciclaje de aparatos aee

Todos aquellos aparatos que necesitan de corriente eléctrica o campos electromagnéticos para su funcionamiento, así como los aparatos para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos, que están destinados a usarse con una tensión nominal no superior a 1.000 voltios en corriente alterna o 1.500 voltios en corriente continua.

Es decir, todos aquellos aparatos que para funcionar han necesitado pilas, baterías o estar enchufado a la corriente eléctrica o que tengan el símbolo de un contenedor tachado en su manual de instrucciones, caja o envase o bien en el propio etiquetado, lo que indica prohibición de arrojar a la basura, y necesidad de una recogida selectiva.

Reciclaje de cubo
Residuos de aparatos eléctricos

En el momento en el que el poseedor de dichos aparatos eléctricos o electrónicos, decida deshacerse de ellos, también de cualquiera de sus componentes, consumibles y subconjuntos, ya se consideran Residuos de Aparatos Eléctricos o Electrónicos (RAEE). Y, desde ese momento, ese propietario, ya sea de un residuo procedente de un hogar o un particular, o de un residuo eléctrico de uso profesional, todos nosotros por lo tanto, tenemos unas obligaciones y responsabilidades.

Clasificación de los RAEE

Una clasificación extensa y detallada de los mismos, incluye muchas de las herramientas, aparatos, y electrodomésticos con los que tenemos contacto cada día, en nuestro hogar y trabajo. Estos son:

Como frigoríficos, hornos, radiadores…

Como cafeteras, tostadoras, cafeteras, planchas, aspiradoras…

Tales como ordenadores, monitores o pantallas, teléfonos, fotocopiadoras…

Como televisores, radios, instrumentos musicales…

Como bombillas, leds, fluorescentes..

Como taladros, sierras, pulidoras, máquinas de coser, cortacésped...

Consolas, juguetes teledirigidos o cualquier juguete o dispositivo con pilas, cronómetros deportivos, relojes de actividad…

(Excepto implantados o infectados, que tienen otra recogida especial de material sanitario): termómetros, aparatos de medición de tensión, estetoscopios…

Como alarmas, termostatos, detectores de humo…

En cambio, podemos decir que se excluyen de esta clasificación como RAEE, y por tanto están exentos de la aplicación de ese tipo de obligaciones de este tipo de reciclaje, los siguientes residuos:

• Los que formen parte de otro tipo de aparato no incluido en su ámbito de aplicación.

• Los que se destinen a fines específicamente militares, necesarios para la seguridad nacional.

• Las bombillas de hilo incandescente.

• Los aparatos médicos, aquellos productos que hayan sido implantados e infectados con sangre u otros contaminantes biológicos.

• Las herramientas industriales fijas de gran envergadura, instaladas por profesionales.

Contacto el punto eléctrico

Contacto

Gestíon de residuos de aparatos eléctricos

La peligrosidad de este tipo de residuos, además de ordenar una serie de normas ya especiales desde el momento de la nueva ley en su propia fabricación, hacen que necesiten de una recogida separada en origen para su correcta gestión ambiental.

La responsabilidad de su correcto reciclaje, más allá de las obligaciones de que dispongan los posibles fabricantes, productores, e incluso administraciones públicas sobre este tipo de residuos eléctricos o electrónicos, RAEE, recae sobre todos y cada uno de nosotros. Cada uno tenemos nuestro papel y debemos atender nuestra obligación.

En Grupo Guhilar, como Gestor autorizado de Raee,s, disponemos de espacios habilitados bajo nuestra marca EL PUNTO ELECTRICO, para la recogida selectiva de RAEE,S; aspecto crucial para darles una segunda vida útil y potenciar el modelo de economía circular tan necesario e importante para nuestra sociedad.

Los servicios de nuestra empresa para realizar la correcta gestión de este tipo de residuos, RAEE, engloban:

- La recogida de este tipo de residuos a través de nuestros diferentes formatos de EL PUNTO ELÉCTRICO.

- El transporte de estos RAEE a nuestra planta de tratamiento en Alhendín, Granada.

- Recepción y almacenamiento de este tipo de residuos eléctricos y electrónicos.

- Clasificación de los equipos.

- Desmontaje manual y separación de todos los componentes considerados como peligrosos, así como tratamiento especial.

- Trituración de aquellos materiales de tipo valorizable.

- Separación de materiales y preparación para su nueva valoración externa.

- Puesta en valor del resultado: recursos eléctricos y electrónicos con una nueva oportunidad.

Reciclaje de residuos

Si los residuos de la construcción, reformas o demolición (RCD) es lo que habitualmente denominamos escombros, probablemente se entienda y reconozca que este tipo de residuos eléctricos o electrónicos se suelen conocer o llamar también como chatarra, más bien, chatarra electrónica o minería urbana.

Cada día estamos rodeados de más tecnología, dispositivos móviles, aparatos eléctricos y electrónicos en casa, que nos hacen una vida más fácil, o en el trabajo, que nos agilizan la producción y la eficiencia. Cada vez están más extendidos y demandados, y de ahí cada vez un mayor crecimiento y rápida obsolescencia, necesidad de rotación.

Por este motivo, y cada vez más, es también mayor el peligro que supone su tratamiento inadecuado en nuestro medio ambiente, ocasionando impactos sin retroceso, y poniendo en riesgo la salud humana. Los principales motivos que hace que este tipo de reciclaje sea tan importante, son, entre otros:

Porque en su composición suelen tener materiales valiosos, como metales, tierras raras u otros componentes de valor que necesitan de recursos naturales para su configuración o composición, de modo que al reciclar, damos nueva vida a este tipo de residuos y mayor continuidad a nuestros recursos provenientes de la naturaleza, dándole así más valor también a estas para nuestras futuras generaciones

Porque pueden contener materiales altamente peligrosos en su composición, tales como el mercurio, el plomo, cadmio, cromo, arsénico, fósforo, aceites o gases que agotan la capa de ozono o contribuyen al calentamiento global, por lo que son muy contaminantes para el medio ambiente.

Porque cada vez son más, por los avances tecnológicos, y quedan obsoletos en poco tiempo. Y además, cada vez más miembros de la familia los consumen.

Porque de esta forma potenciamos además un modelo más competitivo y muy necesario basado en la economía circular.

SUBIR

En la provincia de Granada se desarrollan a diario cientos de obras, reformas y demoliciones que conforman el casco urbano de nuestra ciudad y pueblos colindantes. Cada una de estas nuevas edificaciones o reformas, genera a diario una amplia cantidad de residuos y recursos que se acumulan y a los que se les debe dar salida al no tratarse de basura convencional. Esta acumulación de inertes puede tener una segunda vida contando con nuestro servicio. Para ello, ponemos al alcance de todos los ciudadanos nuestros ya reconocidos contenedores rojos, para que tanto empresas cómo particulares puedan depositar los residuos resultados de la construcción, demolición y/o reformas en ellos, y de esta forma poder darles una segunda vida a estos escombros como materiales útiles.

Estos residuos se tratarán en la planta y, una vez convertidos en materias primas, serán distribuidos en el mercado según las necesidades del mismo.Los servicios que ofrecemos a través de CONTENEDORES GUHILAR incluyen el alquiler de contenedores, el reciclaje de materiales de construcción, el alquiler de maquinaria y la compra de sacas BIG-BAG. Sin duda alguna, un servicio completo de integración vertical.